He visitado Santiago de Compostela tres veces y es una ciudad que, más allá de su catedral de fama mundial, tiene mucho que ofrecer. Lo cierto es que la segunda visita se realizó como etapa final de un tramo de una semana del Camino de Santiago. De hecho, en aquella ocasión no pensaba llegar a Santiago, porque partimos desde Burgos, pero una serie de heridas en las rodillas y pies maltrechos de mis compañeros de viaje nos hicieron acelerar el tren y el trayecto en taxi (sí, trampa, II saber).
Hay muchas cosas que ver en Santiago de Compostela, una ciudad llena de lugares históricos, pero que combina su aire ancestral con hermosas áreas verdes y un aire juvenil aportado por su gran tradición universitaria. Esta es una ciudad muy bonita que alguna vez en la vida tienes que ver.

1. Catedral de santiago

Entre los mejores lugares para ver en Santiago de Compostela, destaca el icono de la ciudad: la catedral.
Construida entre 1075 y 1211, la Catedral de Santiago de Compostela muestra una combinación de estilos arquitectónicos: barroco, románico y gótico. Su grandeza y belleza externa se puede admirar desde la Plaza del Obradoiro, entre peregrinos extáticos que lloran de alegría y toman fotos como culminación de un viaje físico e interno.
Tras pasar bajo el Pórtico de la Gloria podrás admirar las capillas interiores, los techos y columnas ornamentados y, si tienes suerte, el columpio del gran botafumeiro.
Además, a través de una pequeña entrada se puede acceder a las plantas superiores, consiguiendo una de las mejores vistas que ver en Santiago de Compostela.
santiago de compostela, see in santiago de compostela, see in santiago, Santiago de Compostela cathedral, do in santiago de compostela

2. Museo de la Catedral

Dentro de la catedral hay otra joya que ver en Santiago de Compostela. Es el Museo Catedralicio y en él se puede encontrar la historia y la columna vertebral de la ciudad. Al contemplar las obras de arte, tapices, pinturas y artesanías llegarás a comprender los orígenes de la catedral y sus alrededores.

Con la entrada también se puede visitar el coro medieval, el claustro, una biblioteca y los pisos superiores, con sus estupendas vistas.

 

3. Convento de San Francisco

En este antiguo convento vivieron monjes franciscanos durante el siglo XVIII. Sin embargo, los monjes de la orden se han trasladado a locales más modernos y se han creado un hotel y un restaurante en el antiguo convento.

En el restaurante, decorado con adornos barrocos y neoclásicos, sirven sabrosas carnes. No dejes de probar el menú del peregrino, elaborado con platos tradicionales de antaño del apogeo del convento. Sin duda, es uno de los lugares más curiosos para visitar en Santiago de Compostela.

 

santiago de compostela, see in santiago de compostela, see in santiago, Santiago de Compostela cathedral, do in santiago de compostela

4. Parque de la Alameda

Y después de tantos edificios y lugares, vamos a demostrar que también hay hermosos espacios al aire libre para visitar en Santiago de Compostela.

Este es el caso del Parque de La Alameda. Sus robles, eucaliptos y castaños de Indias proyectan sombras que se aprecian en los calurosos días de verano y se resguardan del aire durante el crudo invierno gallego. En cualquier época del año, es un buen remanso de paz casi en el corazón de la Ciudad Vieja, ideal para tomar algo al mediodía, pasear, leer un libro o besarse con pasión.

Entre las estatuas del parque destacan las de las dos Marías, que representan a dos mujeres que solían caminar a las 2 de la tarde, todos los días, por las calles del centro, vestidas de manera llamativa y tratando de coquetear con la universidad estudiantes.

5. Comida de mercado

El Mercado de Abastos es uno de los lugares más coloridos para ver en Santiago de Compostela. Desde el último cuarto del siglo XIX, el interior del hermoso edificio ubicado en la Rúa das Ameas, se alinearon los diferentes puestos de mariscos, pescados, carnes, quesos, verduras, frutas y mucho más.

En él encontrarás tanto locales como turistas e incluirán novedades como poder pedir (por un pequeño incremento de precio) cocinar los productos comprados en el lugar o poder degustar leche fresca directamente de un dispensador (solo tienes que traer las botellas). Como suele ocurrir con los mercados, es un lugar perfecto para tomarle el pulso a la ciudad. Es un mercado precioso donde hay que hacer una visita obligatoria.

6. Ciudad Vieja

Alrededor de la catedral hay una maraña de callejones que se encuentran entre los más hermosos para ver en Santiago de Compostela.

Se pasea entre plazas escondidas -como la de Cervantes-, bellas estatuas, fuentes ornamentadas y casas bajas. Al fondo del mismo, los restaurantes y cafeterías son el lugar perfecto para tomar una copa mientras ves pasar la vida. Pasea por la mítica Rúa do Franco (también conocida con el sobrenombre de “Calle de los Vinos”), Rúa do Vilar y Rúa Nova y siente el ambiente de una ciudad legendaria. Callejea por la ciudad vieja, es super bonita y disfrutaras del paseo.

 

 

7. La Casa de la Cultura

Diseñada por Peter Eisenmann, la Casa da Cultura es un gran montículo blanco que intenta emular las curvas y los promontorios de las colinas terrosas.

El alto costo de su construcción fue motivo de gran controversia, pero la Casa da Cultura de Santiago se encuentra entre los mejores lugares para visitar en Santiago de Compostela, aunque solo sea para admirar su extraordinaria arquitectura. Visite la biblioteca y consulte el programa de eventos para ver las exposiciones que están realizando. También se organizan conciertos y talleres.

 

 

 

8. Monasterio de San Martín Pinario

El monasterio benedictino barroco del siglo X y la iglesia están abiertos para visitas por un precio muy razonable.

La iglesia tiene una hermosa escalinata y el coro, realizado por Mateo de Prado en madera de nogal, está considerado uno de los más impresionantes de Galicia. Cuando visite, trate de imaginar el ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana de los monjes, que se irían a mediados del siglo XIX. El monasterio ahora se utiliza como residencia universitaria, hotel y también alberga un museo con una amplia variedad de artefactos históricos.

9. Fundación Eugenio Granell

Eugenio Granell fue un pintor surrealista nacido en España.

La fundación posee una colección de sus obras, así como una colección de objetos curiosos que él y su esposa coleccionaron durante sus viajes. La fundación también cuenta con obras de otros pintores surrealistas como Miró, Copley o Cruzeiro Seixas.

Organiza exposiciones temporales, talleres, obras de teatro y conferencias, y cuenta con una gran biblioteca dedicada al surrealismo y al arte del siglo XX. Si eres un amante del arte, es sin duda uno de los mejores lugares que ver en Santiago de Compostela.

 

 

 

10. Monte do Gozo

Cuando vi Monte do Gozo en el horizonte, reconocí que me invadió un gran sentimiento de alegría. Desde lo alto de esta pequeña montaña de 380 metros de altura, dos grandes estatuas, que representan a dos peregrinos, apuntan hacia la Plaza del Obradoiro.

No son pocos los que descansan en el albergue que se encuentra aquí, para afrontar la última etapa de sus frescos del Camino de Santiago.

Las vistas de los alrededores del Monte do Gozo son las mejores que ver en Santiago de Compostela.