La antigua y mágica Marrakech, llena de palacios, mezquitas, mercados y jardines, es una de esas ciudades que no puedes dejar de visitar. Su medina rodeada de una gran muralla y puertas de entrada, es espectacular, donde alojarse en un riad es lo mejor que puedes hacer para disfrutar de la auténtica esencia de la ciudad.
Marrakech es la ciudad más visitada de Marruecos donde encontrarás mucho turismo, incluso siendo un poco abrumador si estás en la hora punta en los lugares más visitados, por lo que organizar bien la visita te ayudará a saborear la verdadera Marrakech.
Hemos hecho una lista de lo que creemos que son los 10 lugares imprescindibles para visitar en Marrakech, basándonos en nuestro viaje a Marrakech y Essaouira en 5 días. ¡Empecemos!

1. Plaza Jamaa el Fna

La plaza Jamaa el Fna es el centro neurálgico de Marrakech, todas las rutas por la medina terminan o comienzan en esta plaza. Por la mañana encontrarás desde monos, encantadores de serpientes, portadores de agua o vendedores de jugos naturales de naranja, mientras que por la noche se transforma, llenándose de puestos de comida. Uno de los mejores lugares para ver el cambio y el constante movimiento de la plaza es desde la terraza del Café Glacier tomando un té de menta, mientras oscurece.
¡Una alternativa para tener un buen primer contacto con la medina y la plaza Jamaa el Fna es reservar este tour por Marrakech! o un tour privado en el que elijas el itinerario, ambos con guía en español. Esta es la plaza más famosa de toda Marruecos, sin duda no puedes perdertelo y tienes que conocer sus tiendas.

 

 

2. Medersa Ben Youssef

Entrar en la Medersa Ben Youssef es una de las mejores cosas que ver y hacer en Marrakech, sin duda. Esta escuela musulmana es la más grande de Marruecos y fue construida en el siglo XIV. El patio central es espectacular con una increíble lámpara de hierro, los arcos y paredes decoradas con azulejos y las paredes cubiertas con paneles de zellige, cedro, estuco y mármol artesanal. En ese momento, 800 estudiantes memorizaron el Corán en sus 130 celdas hasta 1960. Ahora se ha convertido en uno de los lugares imprescindibles para visitar en Marrakech. Horario de visita: todos los días de 8:00 a 18:00 h.

3. Tumbas Saadianas

Encontrar las Tumbas Saadíes en la Medina es un poco complicado, por lo que no es de extrañar que estas tumbas que datan del siglo XVI no se encuentren hasta 1917. Tenemos que decir que este es uno de nuestros lugares favoritos para ver en Marrakech, ubicado en el lado derecho de la mezquita Moulay El Yazid, cerca de la gran puerta Bab Agnaou, y donde se accede a través de un pasillo estrecho.
El Mausoleo de la Sala de las Doce Columnas es el lugar más hermoso, con sus doce columnas de mármol blanco que sostienen una cúpula de madera de cedro hecha a mano que es una verdadera maravilla. El Salón de los Tres Nichos y el Salón de Mirhab están al lado, pero son más pequeños y no tan decorados, aunque por supuesto también merecen una visita. En todos descansan miembros de la dinastía Saadí mientras que en los jardines se encuentran las tumbas de sirvientes y soldados.
Horario de visita: todos los días de 9:00 a 16:00 h.

4. El zoco

Perderse, regatear, ir de compras o incluso enfadarse un poco son algunas de las premisas que hay que conocer antes de entrar en el Zoco y uno de los mejores consejos para viajar a Marrakech. En el corazón de la Medina y entrando por el lado norte de la plaza Jamaa el Fna, entrarás en un laberinto de callejones llenos de tiendas y algún que otro puesto de comida.
En el zoco se pueden comprar los típicos faroles de metal, pantuflas, chilabas, juegos de té, especias o ropa … entre muchos otros artículos típicos del país. Verás que los artesanos de un mismo ramo se agrupan en una misma zona del zoco, lo que facilita al viajero encontrar lo que busca.
Nuestro favorito es el zoco de la tintorería, con su lana de colores secada al sol, aunque hay muchos otros que vale la pena encontrar y recorrer como el zoco de la Henna, con artículos de cosmética, la seda, el algodón y las pantuflas llamado Kissaria Serrajine, el de la alfombras conocidas como el zoco Tillis, el de los calderos llamado zoco Es-Seffarine o el zoco Nejjarine con artículos de madera.
Como consejo te diremos que no debes prestar atención a los guías que quieran hacerte una ruta por los zocos, ya que seguramente terminarás en alguna tienda comprando más caro.
A pesar de que en algún momento puede llegar a ser abrumador, este es sin duda uno de los lugares más imprescindibles para visitar en Marrakech.
Horario de visita: todos los días de 9 a 19 h. Cierran los viernes por la mañana. No te puedes perder este lugar.

5. Mellah, uno de los mejores lugares para visitar en Marrakech

Mellah o el antiguo barrio judío es una de las zonas menos visitadas de la Medina, pero uno de los lugares más interesantes para ver en Marrakech. La creación del barrio se remonta al siglo XVI con la expulsión de muchos hebreos ordenada por los reyes de España y Portugal, lo que provocó la formación de una de las comunidades judías más grandes de Europa. Aunque ahora su presencia es testimonial, aún se conserva alguna sinagoga como la de Al Azama, que junto al cementerio judío son dos de sus principales atractivos. Para acceder al Mellah hay que llegar a la hermosa Plaza des Ferblantiers (plaza de los hojalateros), la puerta de entrada al barrio y a unos 15 minutos a pie de la plaza Jamaa el Fna.
Sus calles no están llenas de comercios como los del zoco, pero hay buenos mercados y los precios son más económicos que en el resto de la medina.

6. Riads

Los riads son pequeños y antiguos palacios árabes con un patio interior que han sido adaptados como hoteles. Es el lugar perfecto para alojarse en la medina de Marrakech, con el ruido de la fuente del patio, el olor a plantas, la azotea con vistas a la medina mientras saboreas el té a la menta, la hospitalidad árabe, los deliciosos desayunos y la tranquilidad de sus pocas habitaciones. . Estuvimos en el Riad Assalam y cumplimos todos estos requisitos que buscábamos, además de superar todas nuestras expectativas.
Tanto si te alojas en uno de ellos como si no, también puedes ir a cenar a un riad famoso como el Dar Cherifa o visitar la Casa Tiskiwin, un antiguo riad convertido en museo. Eso sí, te advertimos que a veces es difícil encontrar tu riad en la laberíntica medina, pero no te preocupes, siempre habrá alguien dispuesto a guiarte por una pequeña propina. Sin duda, los riads son uno de los lugares imprescindibles para visitar en Marruecos.

7. Jardines Majorelle

Los Jardines Majorelle son los más bellos de la ciudad y uno de los lugares para visitar en Marrakech. Estos jardines botánicos diseñados por el artista francés Jacques Majorelle fueron adquiridos en 1980 por el gurú de la moda Yves Saint Laurent y hoy son un lugar perfecto para desconectar de la estresante Marrakech y refugiarse del calor sentado bajo la sombra de los árboles. El jardín tiene especies de todo el mundo, desde cactus, bambú y plantas acuáticas hasta cocoteros y plátanos. Sus fuentes, lagos y edificios azules hacen que el complejo sea realmente hermoso y fotogénico, siendo además uno de los lugares más visitados de la ciudad.
Están a media hora andando desde el centro, aunque también puedes ir en taxi, o como hicimos nosotros, aprovechando una visita al Palmeral para que nos dejen cerca y luego andando de vuelta al centro.
Horario de visita: todos los días de 8:00 a 17:30 h. Son unos jardines preciosos y no debes faltar a la visita de este jardín.

8. Muralla

La Medina de Marrakech está rodeada por un impresionante muro de 15 kilómetros que separa su parte más antigua de los nuevos barrios. Construida en barro y adobe, tiene una altura de unos 10 metros y cuenta con 10 impresionantes puertas de entrada, entre las que destaca la Puerta Bab Agnaou del siglo XII, con bajorrelieves y con colores verdes. Es un muro de protección, otro de los lugares que ver en Marrakech, puedes caminar una buena parte o todo a pie o en buggy, y así encontrar otras puertas interesantes como Bab el Robb, Bab Doukkala, Bab el Debbagh, Bab el Jadid y Bab el Khemis.

9. Mezquita Koutoubia

Uno de los edificios inconfundibles en la silueta de Marrakech es el minarete de 66 metros de la Koutoubia o Mezquita Koutoubia. La Koutoubia es la mezquita más importante de Marrakech y una de las más grandes del mundo árabe. Esta mezquita está muy cerca de la plaza Jamaa el Fna y la podrás ver desde las terrazas de muchos restaurantes y los techos de los riads circundantes, desde donde podrás sacar buenas fotos de la medina con el minarete sobresaliendo en el horizonte. .
El nombre de la mezquita se traduce como «el de los libreros» y es un buen punto de referencia cuando te pierdes. Como el resto de mezquitas de la ciudad, los no musulmanes tienen prohibido entrar. El ambiente alrededor de la mezquita cuando comienzan las llamadas a la oración es realmente interesante.

10. Palacio de la Bahía

El Palacio de la Bahía, que fue construido para ser el palacio más espectacular del mundo, es otro de los lugares imprescindibles para visitar en Marrakech.
Este conjunto de edificios y jardines de estilo árabe de finales del siglo XIX ocupa 8 hectáreas y entre los más destacados se encuentra el harén, con un estanque en el patio central y rodeado por las habitaciones de la concubina. Aunque está un poco abandonado y sin ningún objeto en su interior, la decoración de las paredes, las puertas de madera y los techos merecen la visita. Se encuentra en la parte sur de la medina a unos 20 minutos a pie de la plaza Jamaa el Fna.
Horario de visita: todos los días de 9:00 a 16:30 h.

Recuerda que para no pagar comisiones y tener siempre el tipo de cambio vigente, recomendamos usar la tarjeta N26 para pagar y las tarjetas Bnext y Revolut para retirar dinero en cajeros automáticos. Son los que usamos nosotros, son gratuitos y supondrán un gran ahorro.
Puedes encontrar más información en este artículo sobre las mejores tarjetas para viajar sin comisiones.

Si dispone de más tiempo puede realizar una excursión al desierto desde Marrakech.